Interesante

Nueva tecnología revela el origen del color de piel de las momias egipcias

Nueva tecnología revela el origen del color de piel de las momias egipcias



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Cuánto se puede aprender del color de la piel de una persona? Bueno, en el caso de las momias egipcias, ahora está resultando ser bastante. Los investigadores han encontrado una forma no intrusiva de mapear los orígenes de los materiales de embalsamamiento del antiguo Egipto, y la composición de la sustancia que causa una coloración negra profunda en la piel de muchas momias ahora está revelando datos geográficos hasta ahora desconocidos. El estudio no dice si estos egipcios eran o no de piel oscura de forma natural, ese es otro debate, pero según el último análisis de alta tecnología, el color negro profundo de la piel de muchas momias egipcias no solo proviene del alquitrán, sino que ahora sabemos dónde está ese alquitrán. vino de.

Análisis de la piel del antiguo Egipto: sin dañar los restos

Aprender los secretos de las momias antiguas sin dañar sus frágiles restos siempre ha sido el desafío número uno para los egiptólogos. Recientemente, un equipo de investigadores franceses ha publicado un nuevo artículo de investigación en Química analítica de ACS sobre una nueva forma no penetrante de analizar la piel del antiguo Egipto centrándose en el “betún embalsamador” que da a las momias su piel de color oscuro.

Esta línea de investigación nació en un artículo de 2016 publicado por la Sociedad de la realeza en el que el autor principal, el profesor K. A. Clark de la Universidad de Bristol, dijo que la momificación se practicó en el antiguo Egipto durante más de 3000 años. Los investigadores descubrieron que el uso de bálsamos orgánicos fue una introducción posterior a las costumbres funerarias, necesaria para entornos de entierro más húmedos, especialmente en las tumbas subterráneas.

El antiguo proceso de momificación, una interpretación mitológica de Anubis y otros trabajando en una momia de faraón, y cómo ciertos bálsamos oscurecían la piel egipcia de la momia. ( Matrioshka / Adobe Stock)

Utilizando espectrometría de masas, el equipo francés analizó 39 momias que datan del 3200 a. C. al 395 d. C. y su estudio mostró cómo el betún de petróleo (o asfalto natural) causaba el color oscuro de la piel egipcia de muchas momias. En su estudio, afirman que "el betún se usó en el 50% de las momias del Imperio Nuevo al Período Tardío, elevándose al 87% de las momias del Período Romano Ptolemaico". Y llegaron a la conclusión de que la aplicación de bálsamos negro / marrón oscuro a los cuerpos "fue deliberada después del Nuevo Reino, reflejando el cambio de creencias funerarias y cambios en la ideología religiosa".

Un espectrómetro de resonancia paramagnética electrónica (EPR), que se utilizó para analizar de forma forense la piel egipcia de las momias para comprender cómo fueron tratadas durante el proceso de momificación. (Przemyslaw "Tukan" Grudnik / CC BY-SA 3.0 )

Un nuevo enfoque científico para comprender el color de la piel egipcia

Sobre la base del documento de 2016, un comunicado reciente de la American Chemical Society (ACS) explica que los materiales de embalsamamiento utilizados por los antiguos egipcios eran una mezcla compleja de compuestos naturales como "goma de azúcar, cera de abejas, grasas, resinas de coníferas y cantidades variables de betún". . " Mejor conocido como asfalto, o más generalmente como alquitrán, el betún es una forma altamente viscosa de petróleo negro que está hecho de plantas y algas fosilizadas.

  • Prueba de ADN revela la verdadera relación de las momias de "dos hermanos"
  • Dos momias egipcias 'perfectas' de 3.400 años de antigüedad serán restauradas
  • Científicos dispuestos a desentrañar los secretos de las momias peruanas más antiguas jamás encontradas

El equipo de investigadores, dirigido por el Dr. Charles Dutoit y el Dr. Didier Gourier, fue financiado recientemente por el Agence Nationale de la Recherche y el Centre de Recherche et de Restauration des Musées de France para desarrollar una nueva técnica, menos destructiva, de analizar muestras de betún de momias antiguas.

El nuevo método se conoce como "Resonancia paramagnética electrónica" (EPR) y analiza las muestras de betún en busca de "Porfirinas de vanadilo y radicales carbonosos". Para aquellos de ustedes que aún no lo sabían, estos son dos de los muchos componentes que constituyen el betún. Se forman durante la descomposición de la vida fotosintética. Y según los investigadores, estas dos firmas químicas particulares proporcionan información sobre "la presencia, el origen y el procesamiento del betún en el material de embalsamamiento".

Betún líquido, que según las últimas investigaciones sobre la piel egipcia de las momias, ha sido ampliamente utilizado y explica el color de la piel de las momias. ( andras_csontos / Adobe Stock)

Color de piel egipcio en momias y comercio de betún

Este nuevo método de análisis menos destructivo, es decir, EPR, se probó en muestras de betún obtenidas de un antiguo sarcófago egipcio, dos momias humanas y cuatro momias de animales que datan del 744-30 a. C. EPR produjo un conjunto de resultados químicos que luego se compararon con muestras de referencia. Este análisis comparativo informó a los investigadores que las cantidades relativas de estos dos compuestos específicos "podrían diferenciar entre betún de origen marino (como el del Mar Muerto) y origen vegetal terrestre (de un pozo de alquitrán)".

Detrás de cada tesoro descubierto en el antiguo Egipto hay un sinfín de historias de los productores, comerciantes, transportistas que transmitieron las materias primas que finalmente se utilizaron para la momificación. Ahora, con EPR, los egiptólogos pueden discernir los orígenes geográficos y ambientales de las muestras de betún tomadas de momias. Y esto abre una nueva vía de investigación sobre las antiguas redes comerciales de betún.


Los escáneres de alta tecnología dan una mirada más cercana a las momias en una nueva exhibición

Una sensación espeluznante persiste dentro de la exhibición "Momias" en el Museo Americano de Historia Natural, donde yacen los muertos, todavía envueltos en sus telas funerarias originales, junto con sus pertenencias más preciadas.

Pero esta vez, los visitantes del museo pueden ver lo que hay dentro de las momias.

Mediante tomografías computarizadas y tomografías computarizadas de alta resolución, los visitantes ven una imagen tridimensional que revela los cráneos, los huesos e incluso la carne de las momias que aún se conserva después de 7.000 años. Los escaneos brindan a los científicos una comprensión más profunda del proceso de momificación utilizado en las civilizaciones antiguas y una mirada más cercana a cómo vivían las personas en la antigüedad.

“Podemos ver sus vidas como individuos, una parte de cómo era la vida en toda su sociedad”, dijo John Flynn, curador de la exhibición.

Los estudiantes de Manhattan Business Academy miran la tapa de un ataúd de origen egipcio / africano el jueves 16 de marzo de 2017, durante una vista previa de la exhibición 'Momias' del Museo Americano de Historia Natural. Crédito: Craig Ruttle

Los climas secos en Egipto y la Cordillera de los Andes de América del Sur, donde se originaron las momias de la exhibición, son ambientes ideales para la conservación de restos, porque el ambiente seco "succionó la humedad de los cuerpos", dijo Flynn.

Los seres queridos empaquetaban a los muertos en sal y se extraían los órganos internos, incluido el cerebro. El corazón, que se creía que era el centro de la inteligencia, se dejó en su lugar. Después de 40 días, se eliminaría la sal y se engrasaría la carne del cuerpo.

Reciba las alertas de Últimas noticias de Newsday en su bandeja de entrada.

Al hacer clic en Registrarse, acepta nuestra política de privacidad.

Todo fue hecho por amor, aseguró Flynn.

La exhibición muestra que el ritual del entierro no estaba reservado solo para los ricos. También fue practicado por la gente común de las civilizaciones egipcia, precolombina y peruana.

El pueblo chancay de Perú, por ejemplo, mantenía a sus seres queridos momificados envueltos en haces de esteras tejidas dentro de sus casas y los llevaban a festivales en honor a la otra vida. Los fallecidos también serían enterrados en tumbas accesibles, donde las familias llevaban comida y bebidas alcohólicas a base de maíz chicha.

La exhibición 'Momias' del Museo Americano de Historia Natural presenta momias egipcias, precolombinas y peruanas y otros artefactos funerarios, algunos de los cuales muestran detalles mediante el uso de tomografías computarizadas de alta resolución. Crédito: Craig Ruttle

La muerte fue celebrada y venerada en esas civilizaciones, dijo Flynn.

“La exhibición no da miedo ni miedo, pero celebra la vida de una persona. Estos intensos procesos rituales honran a los muertos ”, dijo.

Usando una mesa de computadora interactiva, los visitantes pueden desentrañar las momias hasta sus huesos a través de las imágenes de tomografía computarizada. En esta sección de la exhibición, titulada “Destrozada por el dolor”, los visitantes pueden ver la momia de una mujer de 34 años en posición fetal.

Las exploraciones permitieron a los expertos detectar que sufría de artritis en la espalda y el cuello, dijo Flynn. A simple vista, la piel de sus pies todavía es visible y varios trozos pequeños de grava todavía están incrustados en la estera tejida en la que fue enterrada.

Flynn dijo que la exhibición destaca la diferencia en cómo las sociedades occidentales modernas interpretan y aceptan la muerte.

"Tendemos a aislarnos con la muerte", dijo Flynn.

Pero las civilizaciones antiguas incorporaron a los muertos en su vida diaria a largo plazo.

“Era la naturaleza de la cultura”, dijo Flynn. “Demuestra cómo se sentían por los miembros de su familia. Hay un proceso de cuidado que es muy edificante ".


¿Es este el rostro del rey Tut y el padre del faraón Akhenaton?

Los investigadores han reconstruido el rostro de un antiguo faraón egipcio que pudo haber sido el padre del rey Tutankamón, Akhenaton.

Como informa Mindy Weisberger para Ciencia viva, expertos del Centro de Investigación de Antropología Forense, Paleopatología y Bioarqueología (FAPAB) en Sicilia utilizaron tecnología de reconstrucción facial para aproximar la apariencia de una momia conocida como KV55. Descubiertos en 1907 en un cementerio cerca de la tumba de Tut & # 8217 en el Valle de los Reyes, los restos están envueltos en un misterio, y los eruditos debaten tanto la identidad del gobernante como su conexión con el famoso niño rey.

Según un comunicado, el equipo trabajó con Cicero Andr & # 233 da Costa Moraes, un experto en reconstrucción facial en 3-D que recientemente reveló la imagen de dos duques checos medievales, para generar la imagen.

Primero, escribe Alicia McDermott para Orígenes antiguos, los investigadores se basaron en datos e imágenes publicados de estudios anteriores para crear un modelo tridimensional del cráneo. Luego utilizaron una técnica de reconstrucción conocida como el método Manchester para agregar músculos faciales, ojos, depósitos de grasa y piel.

& # 8220 [F] aciales músculos y ligamentos [fueron] modelados en el modelo de cráneo de acuerdo con las reglas de anatomía & # 8221, director y cofundador de FAPAB, Francesco Galassi. Ciencia viva. & # 8220 La piel se coloca encima de esto, y los espesores de tejido son valores medios que han sido determinados científicamente. & # 8221

Vista de perfil del cráneo de KV55 (dominio público a través de Wikimedia Commons)

La recreación terminada muestra a KV55 como un hombre de piel bronceada con una mandíbula prominente y ojos almendrados. Aparece sin cabello, joyas y otros adornos & # 8212 un enfoque que permitió al equipo & # 8220 enfocarse en los rasgos faciales de este individuo & # 8221, como señala FAPAB en una publicación de Facebook. (Debido a que el análisis esquelético no & # 8217t muestra & # 8220 información de textura & # 8221 como peinados y marcas faciales, estas omisiones pueden haber ayudado a los arqueólogos a crear una representación más fiel del rostro del faraón & # 8217).

Hablando con Orígenes antiguos, Dice el investigador de la FAPAB Michael E. Habicht, & # 8220La piel, los ojos y la forma de las orejas son aproximaciones basadas en el hecho de que se trata de un egipcio, lo que explica los ojos marrones y una tez de piel que todavía es común en Egipto hoy. & N.º 8221

Como Ciencia viva Según informes, los huesos de la momia indican que tenía alrededor de 26 años cuando murió, aunque puede haber tenido entre 19 y 22 años. Los registros históricos, mientras tanto, sugieren que Akhenaton murió cuando tenía alrededor de 40 años.

& # 8220Algunos arqueólogos tienden a suponer que [Akhenaton] comenzó su reinado como un adulto joven y no como un niño, & # 8221 Galassi dice Ciencia viva. & # 8220Por esta razón, ha habido intentos continuos [para] considerar KV55 más antiguo de lo que indica la anatomía real. & # 8221

Akhenaton gobernó Egipto aproximadamente entre 1353 y 1336 a. C. Fue el primer monarca en introducir el monoteísmo en el reino, abogando por que sus súbditos adoraran únicamente a Aten, un dios del sol egipcio. El faraón y los sucesores del faraón, incluido su hijo Tutankamón, fueron en su mayoría mordaces acerca de su reinado, acusándolo de herejía y eventualmente intentando eliminarlo de la historia por completo, escribió Peter Hessler para National Geographic en mayo de 2017.

Relieve egipcio antiguo que representa a Akhenaton, Nefertiti y sus hijos (entusiasta del neoclasicismo a través de Wikimedia Commons bajo CC BY-SA 4.0)

Según la declaración, varios artefactos encontrados en la tumba de KV55 & # 8217 apuntan a su identidad como Akhenaton: por ejemplo, ladrillos inscritos con el nombre del faraón & # 8217s, así como un sarcófago y frascos canopicos asociados con Kiya, Akhenaton & # 8217s concubina.

Los estudiosos originalmente postularon que la momia pertenecía a la reina Tiye, madre de Akhenaton y abuela de Tutankhamon. Sin embargo, una investigación posterior identificó al esqueleto como masculino, según el Centro de Investigación Estadounidense en Egipto. Luego, los arqueólogos sugirieron que los huesos pertenecían a Smenkhkare, el enigmático hermano menor de Akhenaton.

En 2010, las pruebas de ADN establecieron a KV55 como el hijo de Amenhotep III y padre de Tutankhamen & # 8212, un linaje que se alinea con Akhenaton, como informó CBS News en ese momento. Algunos expertos han impugnado esta conclusión sobre la base de que el incesto era común en las antiguas dinastías reales egipcias y puede haber & # 8220 complicado & # 8221 los resultados, señala la declaración.

& # 8220Si bien existen varias teorías y los argumentos en conflicto siempre caracterizarán el debate sobre KV55, utilizando la evidencia antropológica disponible, hemos optado por centrarnos en los rasgos faciales de este individuo & # 8221, escriben los investigadores en la publicación de Facebook.

La FAPAB tiene previsto publicar un análisis más exhaustivo de la reconstrucción en un futuro próximo.


10 hechos que prueban que los antiguos egipcios eran negros y africanos

¿Los antiguos egipcios eran negros? ¿Eran africanos? Es una cuestión que se ha debatido y debatido. Se han realizado investigaciones que demuestran que sí, otros estudios que dicen lo contrario. Pero si observa de cerca la enorme cantidad de datos que existen, la respuesta está ahí.

Aquí hay 10 hechos que prueban que los antiguos egipcios eran negros y africanos.

Vistas estándar desafiantes

El trabajo de toda la vida del erudito senegalés Dr. Cheikh Anta Diop (1923-1986) fue desafiar los puntos de vista eurocéntricos y árabes de la cultura africana precolonial. Se propuso demostrar definitivamente que la antigua civilización de Egipto tenía sus orígenes en el África negra. Realizó pruebas de melanina en momias egipcias en el Museo del Hombre de París y concluyó que todos los antiguos egipcios estaban entre las razas negras.

El ADN

El análisis de ADN del faraón egipcio Tutankamón y su familia realizado por DNATribes descubrió recientemente que los parientes vivos más cercanos de las momias son africanos subsaharianos, en particular los del sur de África y la región de los Grandes Lagos, informó Face2Face África.

En la historia

Al rastrear la historia de Egipto y los antiguos egipcios, varios historiadores de la antigua Grecia dijeron que los antiguos egipcios tenían la piel "melancólica", en otras palabras, negra o de piel oscura. Incluso los primeros testigos presenciales latinos describieron a los antiguos egipcios como de piel negra y pelo lanudo.

Escucha GHOGH con Jamarlin Martin | Episodio 54: Frederick Hutson, PT 2

Jamarlin habla con el pionero de la tecnología de la justicia Frederick Hutson, quien fundó Pigeonly para crear productos de comunicación para los reclusos y sus familias. Discuten cómo recaudó capital, la importancia del enfoque y dedicar demasiado tiempo a perfeccionar el producto antes del lanzamiento. También discuten el plan de Jay-Z para separarse de los miembros del equipo a través de su ruptura con Damon Dash.

Los eruditos están de acuerdo

Algunos de los eruditos más respetados del mundo han dicho que los egipcios eran africanos negros. Algunos eruditos modernos como W. E. B. Du Bois han apoyado la teoría de que la sociedad del Antiguo Egipto era mayoritariamente negra, informó Face2Face Africa. El Journal of African Civilizations, editado por el erudito guyanés Dr. Ivan Van Sertima, siempre ha sostenido que Egipto era una civilización negra. Los eruditos a lo largo del siglo XX han utilizado los términos & # 8220Negro, ”& # 8220Africano” y & # 8220Egipto & # 8221 indistintamente.

Estudio tras estudio

Además del estudio del Dr. Diop, National Geographic informó en su estudio de ADN geográfico que el 68 por ciento de los egipcios de hoy en día son étnicamente norteafricanos, y las invasiones extranjeras tienen poco efecto en la mayoría de los egipcios modernos y la genética.

Representaciones reales

Varios de los antiguos egipcios más destacados han sido descritos como negros. La reina Ahmose-Nefertari, por ejemplo, se describe con mayor frecuencia como una mujer de color. & # 8220La reina & # 8217s El color negro de la piel se deriva de su función, ya que el negro es el color tanto de la tierra fértil como del inframundo y la muerte ”, según Sigrid Hodel-Hoenes, autora de“ La vida y la muerte en el antiguo Egipto . "

Negro y orgulloso

Parece que los antiguos egipcios se consideraban negros, ya que se describen a sí mismos como KMT, que significa "Los negros".

“El término es un sustantivo colectivo que describe a todo el pueblo del Egipto faraónico como una persona negra”, según Diop.

Leyendo huesos

Según la investigación del científico Diop, la mayoría de los esqueletos y cráneos de los antiguos egipcios tenían características similares a las de los nubios negros modernos y otras personas del Alto Nilo y África oriental, lo que demuestra que eran negros y africanos.

En la sangre

Según Diop, el tipo de sangre también es una evidencia. Descubrió que “incluso después de cientos de años de mezclarse con invasores extranjeros, el tipo de sangre de los egipcios modernos es el mismo grupo B que las poblaciones de África occidental en la costa atlántica y no el grupo A2 característico de la raza blanca antes de cualquier mestizaje '”, informó The Atlanta Star.

Lengua materna

Diop también señaló las similitudes entre otras lenguas africanas y la lengua del antiguo Egipto. Comparó el idioma egipcio con el wólof, un idioma senegalés que se habla en África occidental.

"Diop demuestra claramente que el antiguo egipcio, el moderno copto de Egipto y el wolof están relacionados, y los dos últimos tienen su origen en el primero", informó el Atlanta Star.

En la "Historia general de África", Diop escribió: "El parentesco entre el antiguo egipcio y las lenguas de África no es un hecho hipotético sino demostrable que es imposible que la erudición moderna descarte".


Contenido

En el siglo XVIII, Constantin François de Chassebœuf, conde de Volney, escribió sobre la controversia sobre la raza de los antiguos egipcios. En una traducción, escribió "Los coptos son los representantes adecuados de los antiguos egipcios" debido a su "piel ictérica y ahumada, que no es griega, negra ni árabe, sus rostros llenos, sus ojos hinchados, sus narices aplastadas y sus labios gruesos. Los antiguos egipcios eran verdaderos negros del mismo tipo que todos los africanos nativos ". [8] [9] En otra traducción, Volney dijo que la Esfinge le dio la clave del acertijo, "al ver esa cabeza, típicamente negra en todos sus rasgos", [10] los coptos eran "verdaderos negros del mismo linaje que todos los pueblos autóctonos de África "y ellos" después de algunos siglos de mezcla. deben haber perdido toda la negrura de su color original ". [11]: 26

Otro ejemplo temprano de la controversia es un artículo publicado en La revista de Nueva Inglaterra de octubre de 1833, donde los autores refutan una afirmación de que "a Herodoto se le otorgó autoridad por ser negros". Señalan con referencia a las pinturas de las tumbas: "Se puede observar que la tez de los hombres es invariablemente roja, la de las mujeres amarilla, pero no se puede decir que ninguno de ellos tenga nada en su fisonomía que se parezca en absoluto al semblante negro". [12]

Unos años más tarde, en 1839, Jean-François Champollion afirmó en su obra Egypte Ancienne que los egipcios y los nubios están representados de la misma manera en las pinturas y relieves de las tumbas, lo que sugiere además que: "En los coptos de Egipto, no encontramos ninguno de los rasgos característicos de la población del antiguo Egipto. Los coptos son el resultado de mestizaje con todas las naciones que dominaron Egipto con éxito. Es un error buscar en ellas las principales características de la antigua raza ". [13] También en 1839, las afirmaciones de Champollion y Volney fueron disputadas por Jacques Joseph Champollion-Figeac, quien culpó a los antiguos por difundir una falsa impresión de un Egipto negro, afirmando que "los dos rasgos físicos de piel negra y cabello rizado no son suficientes para estampar una raza como negra "[11]: 26 y" la opinión de que la antigua población de Egipto pertenecía a la raza negra africana, es un error aceptado desde hace mucho tiempo como la verdad ... La conclusión de Volney en cuanto al origen negro de la antigua civilización egipcia es evidentemente forzado e inadmisible ". [14]

Foster resumió la "controversia sobre el origen étnico de los antiguos egipcios" de principios del siglo XIX como un debate de teorías en conflicto con respecto a los camitas. "En la antigüedad, los camitas, que desarrollaron la civilización de Egipto, eran considerados negros". [15] Foster describe la teoría de la maldición de Ham del siglo VI EC, que comenzó "en el Talmud de Babilonia, una colección de tradiciones orales de los judíos, según la cual los hijos de Ham son maldecidos por ser negros". [15] Foster dijo que "a lo largo de la Edad Media y hasta finales del siglo XVIII, los europeos veían al negro como un descendiente de Ham". [15] A principios del siglo XIX, "después de la expedición de Napoleón a Egipto, se empezó a considerar que los camitas eran caucásicos". [15] Sin embargo, "los científicos de Napoleón concluyeron que los egipcios eran negroides". Los colegas de Napoleón hicieron referencia a "libros bien conocidos" anteriores de Constantin François de Chassebœuf, conde de Volney y Vivant Denon que describían a los antiguos egipcios como "negroides". [15] Finalmente, concluye Foster, "fue en este punto que Egipto se convirtió en el foco de mucho interés científico y laico, cuyo resultado fue la aparición de muchas publicaciones cuyo único propósito era demostrar que los egipcios no eran negros, y por lo tanto, capaz de desarrollar una civilización tan elevada ". [15]

El debate sobre la raza de los antiguos egipcios se intensificó durante el movimiento del siglo XIX para abolir la esclavitud en los Estados Unidos, ya que los argumentos relacionados con las justificaciones de la esclavitud afirmaron cada vez más la inferioridad histórica, mental y física de los negros. [ cita necesaria ] Por ejemplo, en 1851, John Campbell desafió directamente las afirmaciones de Champollion y otros con respecto a la evidencia de un Egipto negro, afirmando "Hay una gran dificultad, y en mi opinión, una insuperable, que es que los defensores de la civilización negra de Egipto no intentan explicar cómo se perdió esta civilización. Egipto progresó y por qué, porque era caucásico ". [16] Los argumentos sobre la raza de los egipcios se vincularon más explícitamente al debate sobre la esclavitud en los Estados Unidos, a medida que aumentaban las tensiones hacia la Guerra Civil estadounidense. [17] En 1854, Josiah C. Nott y George Glidden se propusieron demostrar: "que las razas caucásicas o blancas y negras eran distintas en una fecha muy remota, y que los egipcios eran caucásicos."[18] Samuel George Morton, médico y profesor de anatomía, concluyó que aunque" los negros eran numerosos en Egipto, su posición social en la antigüedad era la misma que ahora [en los Estados Unidos], la de los sirvientes y esclavos ". [19] A principios del siglo XX, Flinders Petrie, profesor de egiptología en la Universidad de Londres, a su vez habló de" una reina negra ", [20] Ahmose-Nefertari, que era la" antepasado divino de la XVIII dinastía ". Él la describió físicamente como" la reina negra Aohmes Nefertari tenía una nariz aguileña, larga y delgada, y era de un tipo no en lo más mínimo prognatho ". [21]

Los eruditos modernos que han estudiado la historia de la población y la cultura del antiguo Egipto han respondido a la controversia sobre la raza de los antiguos egipcios de diferentes maneras.

En el "Simposio sobre el poblamiento del antiguo Egipto y el desciframiento de la escritura meroítica" de la UNESCO en El Cairo en 1974, la Hipótesis Negra se encontró con un "profundo" desacuerdo por parte de los estudiosos. [22] De manera similar, ninguno de los participantes expresó su apoyo a una teoría anterior en la que los egipcios eran "blancos con una pigmentación oscura, incluso negra". [11]: 43 Los argumentos de todas las partes están registrados en la publicación de la UNESCO. Historia General de África, [23] con el capítulo "El origen de los egipcios" escrito por el proponente de la hipótesis negra Cheikh Anta Diop. En la conferencia de la UNESCO de 1974, la mayoría de los participantes concluyeron que la población del antiguo Egipto era autóctona del valle del Nilo y estaba formada por personas del norte y sur del Sahara que se diferenciaban por su color. [24]

Desde la segunda mitad del siglo XX, la mayoría de los antropólogos han rechazado la noción de raza por tener alguna validez en el estudio de la biología humana. [25] [26] Stuart Tyson Smith escribe en 2001 Enciclopedia de Oxford del Antiguo Egipto, "Cualquier caracterización de la raza de los antiguos egipcios depende de las definiciones culturales modernas, no del estudio científico. Por lo tanto, según los estándares estadounidenses modernos, es razonable caracterizar a los egipcios como 'negros', reconociendo al mismo tiempo la evidencia científica de la diversidad física de los africanos . " [27] Frank M. Snowden afirma que "los egipcios, griegos y romanos no atribuyeron un estigma especial al color de la piel y no desarrollaron nociones jerárquicas de raza según las cuales las posiciones más altas y más bajas en la pirámide social se basaran en el color". [28] [29]

Barbara Mertz escribe en Tierra roja, tierra negra: la vida cotidiana en el antiguo Egipto: "La civilización egipcia no era mediterránea ni africana, semítica o camítica, negra o blanca, sino todas. Era, en definitiva, egipcia". [30] Kathryn Bard, profesora de arqueología y estudios clásicos, escribió en Los antiguos egipcios y la cuestión de la raza que "los egipcios eran los agricultores indígenas del valle del bajo Nilo, ni negros ni blancos como se conciben las razas hoy". [31] Nicky Nielsen escribió en Egiptomaníacos: cómo nos obsesionamos con el antiguo Egipto que "el Antiguo Egipto no era ni blanco ni negro, y el intento repetido de los defensores de cualquiera de las dos ideologías de apoderarse de la propiedad del antiguo Egipto simplemente perpetúa una vieja tradición: la de quitar la agencia y el control de su herencia a la población moderna que vive a lo largo de las orillas del El nilo." [32]

Frank J. Yurco, egiptólogo del Field Museum y la Universidad de Chicago, dijo: "Cuando se habla de Egipto, simplemente no es correcto hablar de blanco o negro. Eso es solo terminología estadounidense y sirve a los propósitos estadounidenses. Puedo comprender y simpatizar con los deseos de los afroamericanos de afiliarse a Egipto. Pero no es tan simple [..] Para tomar la terminología aquí e injertarlo en África es antropológicamente inexacto ". Yurco agregó que" estamos aplicando una división racial a Egipto que ellos nunca hubieran aceptado, hubieran considerado absurdo este argumento, y eso es algo de lo que realmente podríamos aprender ". [33 ] Yurco escribe que "los pueblos de Egipto, Sudán y gran parte del noreste de África son generalmente considerados como una continuidad nilótica, con características físicas muy variadas (tez clara a oscura, varios tipos de cabello y craneofaciales)". [34]

Barry J. Kemp sostiene que el argumento blanco / negro, aunque políticamente comprensible, es una simplificación excesiva que dificulta una evaluación adecuada de los datos científicos sobre los antiguos egipcios, ya que no toma en consideración la dificultad de determinar la tez a partir de restos óseos. También ignora el hecho de que África está habitada por muchas otras poblaciones además de los grupos relacionados con los bantúes ("negroides"). Afirma que en las reconstrucciones de la vida en el antiguo Egipto, moderna egipcios por lo tanto, sería la aproximación más lógica y más cercana a la egipcios antiguos. [35] En 2008, SOY Keita escribió que "no hay ninguna razón científica para creer que los antepasados ​​primarios de la población egipcia surgieron y evolucionaron fuera del noreste de África. El perfil genético general básico de la población moderna es consistente con la diversidad de poblaciones que habrían sido indígenas del noreste de África y sujetas a la variedad de influencias evolutivas a lo largo del tiempo, aunque los investigadores varían en los detalles de sus explicaciones de esas influencias ". [36] Según Bernard R. Ortiz De Montellano, "la afirmación de que todos los egipcios, o incluso todos los faraones, eran negros, no es válida. La mayoría de los estudiosos creen que los egipcios en la antigüedad se veían más o menos como se ven hoy, con una gradación de tonalidades más oscuras hacia el Sudán ". [5]

Afinidad genética del Cercano Oriente de las momias egipcias

Un estudio publicado en 2017 por Schuenemann et al. describió la extracción y el análisis de ADN de 151 individuos del antiguo Egipto momificados, cuyos restos fueron recuperados de un sitio cerca de la aldea moderna de Abusir el-Meleq en el Medio Egipto, cerca del Oasis de Faiyum. [37] [38] El área de Abusir el-Meleq, cerca de El Fayum, estuvo habitada desde al menos 3250 a. C. hasta aproximadamente 700 d. C. [39] Los científicos dijeron que la obtención de ADN no contaminado y bien conservado de momias ha sido un problema para el campo y que estas muestras proporcionaron "el primer conjunto de datos confiables obtenidos de los antiguos egipcios utilizando métodos de secuenciación de ADN de alto rendimiento". [38]

El estudio pudo medir el ADN mitocondrial de 90 individuos y mostró que la composición del ADN mitocondrial de las momias egipcias ha mostrado un alto nivel de afinidad con el ADN de las poblaciones del Cercano Oriente. [37] [38] Los datos de todo el genoma solo se pudieron extraer con éxito de tres de estos individuos. De estos tres, los haplogrupos del cromosoma Y de dos individuos podrían asignarse al haplogrupo J de Oriente Medio y uno al haplogrupo E1b1b1 común en el norte de África. Las estimaciones absolutas de ascendencia africana subsahariana en estos tres individuos oscilaron entre el 6 y el 15%, lo que es significativamente más bajo que el nivel de ascendencia africana subsahariana en los egipcios modernos de Abusir el-Meleq, que "oscilan entre 14 y 21 % ". Los autores del estudio advirtieron que las momias pueden no ser representativas de la población del Antiguo Egipto en su conjunto. [40]

Un análisis de mezcla y deriva compartida del ADN de estas momias del antiguo Egipto muestra que la conexión es más fuerte con las poblaciones antiguas del Levante, el Cercano Oriente y Anatolia, y en menor medida las poblaciones modernas del Cercano Oriente y el Levante. [38] En particular, el estudio encuentra "que los antiguos egipcios están más estrechamente relacionados con las muestras del Neolítico y la Edad del Bronce en el Levante, así como con las poblaciones del Neolítico de Anatolia". [39] Sin embargo, el estudio mostró que los datos comparativos de una población contemporánea bajo el dominio romano en Anatolia, no revelaron una relación más cercana con los antiguos egipcios del mismo período. además, "no se puede descartar la continuidad genética entre los egipcios antiguos y modernos a pesar de esta afluencia de África subsahariana, mientras que no se apoya la continuidad con los etíopes modernos". [38]

La posición actual de la erudición moderna es que la civilización del Antiguo Egipto fue un desarrollo indígena del Valle del Nilo (ver la historia de la población de Egipto). [41] [42] [43] [44]

Keita, Gourdine y Anselin desafiaron las afirmaciones en el estudio de 2017. Afirman que al estudio le faltan 3000 años de historia del Antiguo Egipto, no incluye a los nubios indígenas del valle del Nilo como grupo de comparación, solo incluye a los individuos del Nuevo Reino y más nuevos del norte de Egipto, y clasifica incorrectamente "todos los haplogrupos mitocondriales M1 como" asiáticos ", lo cual es problemático. ". [45] Keita y col. afirma que "se ha postulado que M1 ha surgido en África, muchos haplogrupos hijas de M1 (M1a) son claramente de origen e historia africanos". [45] En conclusión, en el estado de Keita / Gourdine debido al pequeño tamaño de la muestra (2,4% de los nómadas de Egipto), el estudio "Schuenemann et al. Se ve mejor como una contribución a la comprensión de la historia de la población local en el norte de Egipto en lugar de una Historia de la población de todo Egipto desde sus inicios ". [45]

El profesor Stephen Quirke, egiptólogo del University College de Londres, expresó cautela sobre las afirmaciones más amplias de los investigadores, diciendo que "ha habido un intento muy fuerte a lo largo de la historia de la egiptología para disociar a los antiguos egipcios de la población moderna". Añadió que "sospechaba particularmente de cualquier declaración que pudiera tener las consecuencias no deseadas de afirmar, una vez más desde una perspectiva del norte de Europa o América del Norte, que existe una discontinuidad allí [entre los egipcios antiguos y modernos]". [46]

Estudios genéticos del Antiguo Egipto

Varios artículos científicos han informado, basados ​​en pruebas genéticas tanto maternas como paternas, que se produjo un reflujo sustancial de personas desde Eurasia hacia el noreste de África, incluido Egipto, unos 30.000 años antes del inicio del período dinástico. [47] [48] [49] [50] [51] [52] [53] [54] [55] [56] [57] [58] [59]

Algunos autores han ofrecido la teoría de que el haplogrupo M puede haberse desarrollado en África antes del evento "Fuera de África" ​​hace unos 50.000 años, y dispersarse en África desde África Oriental hace 10.000 a 20.000 años. [60]: 85–88 [61] [62] [63]

Hoy en día, los problemas relacionados con la raza de los antiguos egipcios son "aguas turbulentas que la mayoría de las personas que escriben sobre el antiguo Egipto desde dentro de la corriente principal de la erudición evitan". [64] El debate, por tanto, se desarrolla principalmente en la esfera pública y tiende a centrarse en un número reducido de cuestiones específicas.

Tutankamón

Varios eruditos, incluido Diop, han afirmado que Tutankhamon era negro y han protestado porque los intentos de reconstrucción de los rasgos faciales de Tutankhamon (como se muestra en la portada de National Geographic revista) han representado al rey como "demasiado blanco". Entre estos escritores se encontraba el canciller Williams, quien argumentó que el rey Tutankamón, sus padres y abuelos eran negros. [sesenta y cinco]

Artistas forenses y antropólogos físicos de Egipto, Francia y Estados Unidos crearon de forma independiente bustos de Tutankamón, utilizando una tomografía computarizada del cráneo. La antropóloga biológica Susan Anton, líder del equipo estadounidense, dijo que la raza del cráneo era "difícil de definir". Afirmó que la forma de la cavidad craneal indicaba un africano, mientras que la abertura de la nariz sugería fosas nasales estrechas, lo que generalmente se considera una característica europea. Por tanto, se concluyó que el cráneo era el de un norteafricano. [66] Otros expertos han argumentado que ni la forma del cráneo ni las aberturas nasales son una indicación confiable de raza. [67]

Aunque la tecnología moderna puede reconstruir la estructura facial de Tutankamón con un alto grado de precisión, basándose en los datos de TC de su momia, [68] [69] determinar su tono de piel y color de ojos es imposible. Por lo tanto, el modelo de arcilla recibió una coloración que, según el artista, se basó en un "tono medio de los egipcios modernos". [70]

Terry García, National Geographic El vicepresidente ejecutivo de programas de misiones, dijo, en respuesta a algunos de los que protestaban contra la reconstrucción de Tutankamón:

La gran variable es el tono de piel. Los norteafricanos, como sabemos hoy, tenían una variedad de tonos de piel, de claro a oscuro. En este caso, seleccionamos un tono de piel medio y decimos, bastante al frente, 'Esto es de rango medio'. Nunca sabremos con certeza cuál era su tono de piel exacto o el color de sus ojos con 100% de certeza. Quizás en el futuro, la gente llegará a una conclusión diferente. [71]

Cuando los activistas estadounidenses lo presionaron sobre el tema en septiembre de 2007, el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, declaró que "Tutankamón no era negro". [72]

En una publicación de noviembre de 2007 de Antiguo Egipto revista, Hawass afirmó que ninguna de las reconstrucciones faciales se parece a Tut y que, en su opinión, la representación más precisa del niño rey es la máscara de su tumba. [73] El Discovery Channel encargó una reconstrucción facial de Tutankamón, basada en tomografías computarizadas de un modelo de su cráneo, en 2002. [74] [75]

En 2011, la empresa de genómica iGENEA lanzó un proyecto de ADN de Tutankamón basado en marcadores genéticos que indicó que había extraído de un especial de Discovery Channel sobre el faraón. Según la firma, los datos de microsatélites sugirieron que Tutankamón pertenecía al haplogrupo R1b1a2, el clado paterno más común entre los machos de Europa occidental. Carsten Pusch y Albert Zink, que dirigían la unidad que había extraído el ADN de Tutankhamon, reprendieron a iGENEA por no establecer contacto con ellos antes de establecer el proyecto. Después de examinar las imágenes, también llegaron a la conclusión de que la metodología que utilizó la empresa no era científica y que Putsch las calificó de "simplemente imposibles". [76]

Cleopatra

La raza y el color de la piel de Cleopatra VII, el último gobernante helenístico activo de la dinastía ptolemaica griega macedonia de Egipto, establecida en 323 a. C., también ha suscitado cierto debate, [77] aunque generalmente no en fuentes académicas.[78] Por ejemplo, el artículo "¿Cleopatra era negra?" fue publicado en Ébano revista en 2012, [79] y un artículo sobre afrocentrismo de la St. Louis posterior al envío también menciona la pregunta. [80] Mary Lefkowitz, profesora emérita de estudios clásicos en Wellesley College, rastrea los orígenes de la afirmación de Cleopatra negra en el libro de 1872 de J.A. Rogers los llamó "Los grandes hombres de color del mundo". [81] [82] Lefkowitz refuta la hipótesis de Rogers, por varios motivos académicos. La afirmación de Cleopatra negra fue revivida en un ensayo del afrocentrista John Henrik Clarke, presidente de historia africana en Hunter College, titulado "Reinas guerreras africanas". [83] Lefkowitz señala que el ensayo incluye la afirmación de que Cleopatra se describió a sí misma como negra en el Libro de los Hechos del Nuevo Testamento, cuando en realidad Cleopatra había muerto más de sesenta años antes de la muerte de Jesucristo. [83]

Los eruditos identifican a Cleopatra como esencialmente de ascendencia griega con alguna ascendencia persa y siria, basándose en el hecho de que su familia griega macedonia (la dinastía ptolemaica) se había mezclado con la aristocracia seléucida de la época. [85] [86] [87] [88] [89] [90] [91] [92] [93] [94] Grant afirma que Cleopatra probablemente no tenía una gota de sangre egipcia y que ella "se habría descrito a sí misma como griego ". [95] Roller señala que "no hay absolutamente ninguna evidencia" de que Cleopatra fuera africana racialmente negra, como afirma lo que él descarta como "fuentes académicas creíbles" en general. [96] La moneda oficial de Cleopatra (que ella habría aprobado) y los tres bustos de su retrato, que los eruditos consideran auténticos, coinciden entre sí y retratan a Cleopatra como una mujer griega. [97] [98] [99] [100] Polo escribe que la acuñación de Cleopatra presenta su imagen con certeza y afirma que se confirma que el retrato esculpido de la cabeza de la "Cleopatra de Berlín" tiene un perfil similar. [98]

En 2009, un documental de la BBC especuló que Cleopatra podría haber sido parte de África del Norte. Esto se basó en gran medida en las afirmaciones de Hilke Thür de la Academia de Ciencias de Austria, quien en la década de 1990 había examinado un esqueleto sin cabeza de una niña en una tumba del año 20 a. C. en Éfeso (Turquía moderna), junto con las viejas notas y fotografías de el cráneo ahora perdido. Thür planteó la hipótesis del cuerpo como el de Arsinoe, media hermana de Cleopatra. [101] [102] Arsinoe y Cleopatra compartían el mismo padre (Ptolomeo XII Auletes) pero tenían diferentes madres, [103] con Thür afirmando que la supuesta ascendencia africana provenía de la madre del esqueleto. Hasta la fecha, nunca se ha probado definitivamente que el esqueleto sea el de Arsinoe IV. Además, la craneometría utilizada por Thür para determinar la raza se basa en el racismo científico que ahora se considera generalmente una pseudociencia que apoyaba la "explotación de grupos de personas" para "perpetuar la opresión racial" y "distorsionar las visiones futuras de la base biológica de la raza". [104] Cuando una prueba de ADN intentó determinar la identidad del niño, fue imposible obtener una lectura precisa ya que los huesos se habían manipulado demasiadas veces, [105] y el cráneo se había perdido en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. Mary Beard afirma que la edad del esqueleto es demasiado joven para ser la de Arsinoe (se dice que los huesos son los de una niña de 15 a 18 años, y Arsinoe tenía alrededor de veinticinco años cuando murió). [106]

Gran Esfinge de Giza

Se desconoce la identidad del modelo de la Gran Esfinge de Giza. [107] La ​​mayoría de los expertos [108] creen que el rostro de la Esfinge representa la semejanza del faraón Khafra, aunque algunos egiptólogos y aficionados interesados ​​han propuesto diferentes hipótesis. [ cita necesaria ]

Una descripción temprana de la Esfinge, "típicamente negra en todos sus rasgos", se registra en las notas de viaje de un erudito francés, Volney, que visitó Egipto entre 1783 y 1785 [109] junto con el novelista francés Gustave Flaubert. [110] Una descripción similar fue dada en el "conocido libro" [15] de Vivant Denon, donde describió a la esfinge como "el personaje es africano pero la boca, cuyos labios son gruesos". [111] Siguiendo a Volney, Denon y otros escritores tempranos, numerosos eruditos afrocéntricos, como Du Bois, [112] [113] [114] Diop [115] y Asante [116] han caracterizado el rostro de la Esfinge como Negro, o "negroide".

El geólogo estadounidense Robert M. Schoch ha escrito que "la Esfinge tiene un aspecto distintivo africano, nubio o negroide que falta en el rostro de Khafre". [117] [118] pero otros como Ronald H. Fritze y Mark Lehner lo describieron como un "escritor pseudocientífico". [119] [120] David S. Anderson escribe en Ciudad perdida, pirámide encontrada: comprensión de arqueologías alternativas y prácticas pseudocientíficas que la afirmación de Van Sertima de que "la esfinge era un retrato del faraón negro Khafre" es una forma de "pseudoarqueología" no respaldada por pruebas. [121] Lo compara con la afirmación de que las cabezas colosales olmecas tenían "orígenes africanos", lo que no es tomado en serio por eruditos mesoamericanos como Richard Diehl y Ann Cyphers. [122]

Kemet

Los antiguos egipcios se referían a su tierra natal como Kmt (pronunciado convencionalmente como Kemet). Según Cheikh Anta Diop, los egipcios se referían a sí mismos como personas "negras" o kmt, y km era la raíz etimológica de otras palabras, como Kam o Ham, que se refieren a los negros en la tradición hebrea. [11]: 27 [123] Una revisión de David Goldenberg La maldición de Ham: raza y esclavitud en el judaísmo primitivo, el cristianismo y el islam afirma que Goldenberg "argumenta de manera persuasiva que el nombre bíblico de Ham no tiene ninguna relación con la noción de negrura y, a partir de ahora, es de etimología desconocida". [124] Diop, [125] William Leo Hansberry, [125] y Aboubacry Moussa Lam [126] han argumentado que kmt se deriva del color de la piel de la gente del valle del Nilo, que según Diop era negro. [11]: 21,26 La afirmación de que los antiguos egipcios tenían piel negra se ha convertido en una piedra angular de la historiografía afrocéntrica. [125]

Los estudiosos de la corriente principal sostienen que kmt significa "la tierra negra" o "el lugar negro", y que esto es una referencia al fértil suelo negro que fue arrastrado desde África Central por la inundación anual del Nilo. Por el contrario, el árido desierto fuera de los estrechos confines del curso de agua del Nilo se llamaba dšrt (pronunciado convencionalmente deshret) o "la tierra roja". [125] [127] Raymond Faulkner's Diccionario conciso del egipcio medio traduce kmt en "egipcios", [128] Gardiner lo traduce como "la Tierra Negra, Egipto". [129]

En el Simposio de la UNESCO en 1974, Sauneron, Obenga y Diop concluyeron que KMT y KM significaban negro. [11]: 40 Sin embargo, Sauneron aclaró que el adjetivo Kmtyw significa "gente de la tierra negra" en lugar de "gente negra", y que los egipcios nunca usaron el adjetivo Kmtyw para referirse a los diversos pueblos negros que conocían, solo lo usaban para referirse a ellos mismos. [130]

Arte egipcio antiguo

Las tumbas y los templos del antiguo Egipto contenían miles de pinturas, esculturas y obras escritas que revelan mucho sobre la gente de esa época. Sin embargo, sus representaciones de sí mismos en el arte y los artefactos sobrevivientes se representan en pigmentos a veces simbólicos, en lugar de realistas. Como resultado, los artefactos del antiguo Egipto proporcionan a veces pruebas contradictorias y no concluyentes de la etnia de las personas que vivieron en Egipto durante la época dinástica. [131] [132]

En su propio arte, "los egipcios a menudo se representan en un color que oficialmente se llama rojo oscuro", según Diop. [10]: 48 Argumentando en contra de otras teorías, Diop cita a Champollion-Figeac, quien afirma, "en los monumentos egipcios se distinguen varias especies de negros, que difieren. Con respecto a la tez, que hace que los negros sean negros o cobrizos". [10]: 55 Con respecto a una expedición del rey Sesostris, Cherubini declara lo siguiente sobre los africanos australes capturados, "a excepción de la piel de pantera en sus lomos, se distinguen por su color, algunos completamente negros, otros marrón oscuro. [10]: 58 –59 Los estudiosos de la Universidad de Chicago afirman que los nubios generalmente se representan con pintura negra, pero el pigmento de la piel que se usa en las pinturas egipcias para referirse a los nubios puede variar "de rojo oscuro a marrón a negro". [133] Esto se puede observar en pinturas de la tumba del egipcio Huy, así como el templo de Ramsés II en Beit el-Wali. [134] Además, Snowden indica que los romanos tenían un conocimiento exacto de "los negros de tez roja y cobriza". entre las tribus africanas ". [135]

Por el contrario, Najovits afirma que "el arte egipcio representaba a los egipcios, por un lado, y a los nubios y otros negros, por otro, con características étnicas claramente diferentes y representaba esto de manera abundante y a menudo agresiva. Los egipcios, con precisión, arrogancia y agresividad, hicieron distinciones nacionales y étnicas desde un punto de vista muy particular. fecha temprana en su arte y literatura ". [136] Continúa: "Hay una abundancia extraordinaria de obras de arte egipcias que representan claramente a egipcios de color marrón rojizo y nubios negros muy contrastados". [136]

Barbara Mertz escribe en Tierra roja, tierra negra: la vida cotidiana en el antiguo Egipto: "El concepto de raza les habría sido totalmente ajeno [a los antiguos egipcios] [..] El color de piel que los pintores solían usar para los hombres es un marrón rojizo. Las mujeres eran representadas con una tez más clara, [137] tal vez porque no No paso tanto tiempo al aire libre. Algunas personas se muestran con pieles negras. No puedo recordar un solo ejemplo de las palabras “negro”, “marrón” o “blanco” que se usan en un texto egipcio para describir a una persona ". Da el ejemplo de uno de los "únicos compañeros" de Thutmosis III, que era nubio o cusita. En su pergamino funerario, se le muestra con la piel de color marrón oscuro en lugar del marrón rojizo convencional que se usaba para los egipcios. [30]

Controversia de la tabla de naciones

Sin embargo, Manu Ampim, profesor de Merritt College especializado en historia y cultura africana y afroamericana, afirma en el libro Fraude moderno: las estatuas egipcias antiguas falsificadas de Ra-Hotep y Nofret, que muchas estatuas y obras de arte del antiguo Egipto son fraudes modernos que han sido creados específicamente para ocultar el "hecho" de que los antiguos egipcios eran negros, mientras que las obras de arte auténticas que demuestran características negras son sistemáticamente desfiguradas o incluso "modificadas". Ampim hace en repetidas ocasiones la acusación de que las autoridades egipcias están destruyendo sistemáticamente pruebas que "prueban" que los antiguos egipcios eran negros, con el pretexto de renovar y conservar los templos y estructuras correspondientes. Además, acusa a los eruditos "europeos" de participar a sabiendas y de ser cómplices de este proceso. [138] [139]

Ampim tiene una preocupación específica por la pintura de la "Tabla de las Naciones" en la Tumba de Ramsés III (KV11). La "Tabla de las Naciones" es una pintura estándar que aparece en varias tumbas y, por lo general, se proporcionaron para la guía del alma del difunto. [131] [140] Entre otras cosas, describió las "cuatro razas de hombres" de la siguiente manera: (traducción de EA Wallis Budge) [140] "Las primeras son RETH, las segundas son AAMU, las terceras son NEHESU y las el cuarto son THEMEHU. Los RETH son egipcios, los AAMU son habitantes de los desiertos al este y noreste de Egipto, los NEHESU son las razas negras y los THEMEHU son los libios de piel clara ".

El arqueólogo Karl Richard Lepsius documentó muchas pinturas de tumbas egipcias antiguas en su trabajo Denkmäler aus Aegypten und Aethiopien. [141] En 1913, después de la muerte de Lepsius, se produjo una reimpresión actualizada de la obra, editada por Kurt Sethe. Esta impresión incluía una sección adicional, llamada "Ergänzungsband" en alemán, que incorporaba muchas ilustraciones que no aparecían en la obra original de Lepsius. Uno de ellos, la lámina 48, ilustró un ejemplo de cada una de las cuatro "naciones" como se muestra en KV11, y muestra la "nación egipcia" y la "nación nubia" como idénticas entre sí en color de piel y vestimenta. El profesor Ampim ha declarado que la lámina 48 es un fiel reflejo de la pintura original, y que "prueba" que los antiguos egipcios eran idénticos en apariencia a los nubios, aunque admite que ningún otro ejemplo de la "Tabla de las Naciones" lo muestra. semejanza. Además, ha acusado a los "escritores euroamericanos" de intentar engañar al público sobre este tema. [142]

El difunto egiptólogo Frank J. Yurco visitó la tumba de Ramsés III (KV11), y en un artículo de 1996 sobre los relieves de la tumba de Ramsés III señaló que la representación de la placa 48 en la sección Ergänzungsband no es una representación correcta de lo que realmente es pintado en las paredes de la tumba. Yurco señala, en cambio, que la placa 48 es un "pastiche" de muestras de lo que hay en las paredes de la tumba, ordenadas a partir de las notas de Lepsius después de su muerte, y que una imagen de una persona nubia ha sido etiquetada erróneamente en el pastiche como egipcio. persona. Yurco también señala las fotografías mucho más recientes del Dr. Erik Hornung como una representación correcta de las pinturas reales. [143] (Erik Hornung, El Valle de los Reyes: Horizonte de la Eternidad, 1990). No obstante, Ampim continúa afirmando que la placa 48 muestra con precisión las imágenes que se encuentran en las paredes de KV11, y acusa categóricamente a Yurco y Hornung de perpetrar un engaño deliberado con el propósito de engañar al público sobre la verdadera raza de los antiguos egipcios. [142]

Retratos de momias de Fayyum

Los retratos de momias de Fayum de la época romana adjuntos a ataúdes que contienen las últimas momias fechadas descubiertas en el Oasis de Faiyum representan una población de egipcios nativos y de personas con herencia griega mixta. [144] La morfología dental de las momias se alinea más con la población indígena del norte de África que con los griegos u otros colonos europeos coloniales posteriores. [145]

Controversia de la reina negra

El difunto africanista británico Basil Davidson declaró: "Si los antiguos egipcios eran de color de piel tan negros o tan castaños como otros africanos puede seguir siendo un tema de controversia emotiva, probablemente ambos lo eran. Sus propias convenciones artísticas los pintaban de rosa, pero las imágenes en su las tumbas muestran que a menudo se casaban con reinas mostradas como completamente negras [20] siendo del sur ". [146] Yaacov Shavit escribió que "los hombres egipcios tienen una tez rojiza, mientras que las mujeres egipcias tienen un tono amarillento claro y, además, casi no hay mujeres negras en las muchas pinturas murales". [147]

Ahmose-Nefertari es un ejemplo. En la mayoría de las representaciones de Ahmose-Nefertari, se la representa con la piel negra [148] [149], mientras que en algunos casos su piel es azul [150] o roja. [151] En 1939 Flinders Petrie dijo "una invasión desde el sur. Estableció una reina negra como la antepasada divina de la XVIII dinastía" [152] [20] También dijo que "se ha sugerido la posibilidad de que el negro sea simbólico" [ 152] y "Nefertari debe haberse casado con un libio, ya que era la madre de Amenhetep I, que tenía un hermoso estilo libio". [152] En 1961 Alan Gardiner, al describir las paredes de las tumbas en el área de Deir el-Medina, notó de pasada que Ahmose-Nefertari estaba "bien representada" en estas ilustraciones de la tumba, y que su rostro era a veces negro y otras veces azul. No ofreció ninguna explicación para estos colores, pero señaló que su probable ascendencia descartaba que pudiera haber tenido sangre negra. [150] En 1974, Diop describió a Ahmose-Nefertari como "típicamente negroide". [11]: 17 En el controvertido libro Atenea negra, cuyas hipótesis han sido ampliamente rechazadas por los estudios generales, Martin Bernal consideró que el color de su piel en las pinturas era un signo claro de ascendencia nubia. [153] En tiempos más recientes, académicos como Joyce Tyldesley, Sigrid Hodel-Hoenes y Graciela Gestoso Singer, argumentaron que el color de su piel es indicativo de su papel como diosa de la resurrección, ya que el negro es el color de la tierra fértil. de Egipto y el de Duat, el inframundo. [148] Singer reconoce que "Algunos eruditos han sugerido que este es un signo de ascendencia nubia". [148] Singer también expone una estatuilla de Ahmose-Nefertari en el Museo Egizio de Turín que la muestra con un rostro negro, aunque sus brazos y pies no están oscurecidos, lo que sugiere que el color negro tiene un motivo iconográfico y no refleja su apariencia real. [154]: 90 [155] [148]

La reina Tiye es otro ejemplo de la controversia. Los periodistas estadounidenses Michael Specter, Felicity Barringer y otros describen una de sus esculturas como la de un "africano negro". [156] [157] [158] El egiptólogo Frank J. Yurco ha examinado a su momia, que describió como de 'cabello castaño largo y ondulado, nariz arqueada y de puentes altos y labios moderadamente delgados' [157].

Desde la segunda mitad del siglo XX, los científicos han rechazado cada vez más los modelos tipológicos y jerárquicos de raza, y la mayoría de los estudiosos han sostenido que aplicar las nociones modernas de raza al antiguo Egipto es anacrónico. [159] [160] [161] La posición actual de la erudición moderna es que la civilización egipcia fue un desarrollo indígena del Valle del Nilo (ver la historia de la población de Egipto). [41] [42] [43] [44] En el simposio de la UNESCO en 1974, la mayoría de los participantes concluyeron que la población del antiguo Egipto era indígena del valle del Nilo y estaba formada por personas del norte y sur del Sahara que se diferenciaban por su color. [24]

Hipótesis del negro egipcio

La hipótesis del negro egipcio, que ha sido rechazada por los estudios principales, es la hipótesis de que el antiguo Egipto era una civilización negra. [10]: 1,27,43,51 [162] Aunque existe consenso en que el Antiguo Egipto era autóctono de África, la hipótesis de que el Antiguo Egipto era una "civilización negra" se ha topado con un "profundo" desacuerdo. [163]

La hipótesis del Negro Egipcio incluye un enfoque particular en los vínculos con las culturas subsaharianas y el cuestionamiento de la raza de individuos notables específicos de la época dinástica, incluido Tutankamón [164], la persona representada en la Gran Esfinge de Giza, [10]: 1,27 , 43,51 [165] [166] y la reina griega ptolemaica Cleopatra. [167] [168] [169] [170] Los defensores del modelo africano negro se basan en gran medida en los escritos de los historiadores griegos clásicos, incluidos Estrabón, Diodoro Siculus y Herodoto. Los defensores afirman que estos autores "clásicos" se refirieron a los egipcios como "negros con pelo lanudo". [171] [10]: 1,27,43,51,278,288 [172]: 316–321 [162]: 52–53 [173]: 21 La palabra griega usada era "melanchroes", y la traducción al inglés de este griego La palabra está en disputa, siendo traducida por muchos como "piel oscura" [174] [175] y por muchos otros como "negro". [10]: 1,27,43,51,278,288 [162]: 52–53 [173]: 15–60 [176] [177] Diop dijo que "Herodoto aplicó la melancolía tanto a los etíopes como a los egipcios.y melanchroes es el término más fuerte en griego para denotar negrura. "[10]: 241–242 Snowden afirma que Diop está distorsionando sus fuentes clásicas y las está citando selectivamente. [178] Existe una disputa sobre la exactitud histórica de las obras de Herodoto - algunos eruditos apoyan la confiabilidad de Herodoto [10]: 2-5 [179]: 1 [180] [181] [182] [183] ​​mientras que otros eruditos consideran que sus obras no son confiables como fuentes históricas, particularmente aquellas relacionadas con Egipto . [184] [185] [186] [187] [188] [189] [190] [191] [192] [193] [194]

Otras afirmaciones utilizadas para apoyar la Hipótesis Negra incluyeron probar los niveles de melanina en una pequeña muestra de momias, [11]: 20,37 [10]: 236–243 afinidades lingüísticas entre el idioma egipcio antiguo y los idiomas subsaharianos, [11]: 28 , 39–41,54–55 [195] interpretaciones del origen del nombre Kmt, pronunciado convencionalmente Kemet, utilizado por los antiguos egipcios para describirse a sí mismos o su tierra (según los puntos de vista), [11]: 27,38,40 tradiciones bíblicas, [196] [11]: 27-28 grupo sanguíneo B compartido entre egipcios y occidentales Africanos, [11]: 37 e interpretaciones de las representaciones de los egipcios en numerosas pinturas y estatuas. [10]: 6-42 La hipótesis también afirmaba afiliaciones culturales, como la circuncisión, [10]: 112, 135-138 matriarcado, totemismo, trenzado de cabello, ataduras de cabeza, [197] y cultos a la realeza. [10]: 1–9,134–155 Se consideró que los artefactos encontrados en Qustul (cerca de Abu Simbel - Sudán moderno) en 1960–64 mostraban que el antiguo Egipto y la cultura del grupo A de Nubia compartían la misma cultura y eran parte de la mayor Substrato del Valle del Nilo, [198] [199] [200] [201] [202] pero hallazgos más recientes en Egipto indican que los gobernantes Qustul probablemente adoptaron / emularon los símbolos de los faraones egipcios. [203] [204] [205] [206] [207] [208] Los autores y críticos afirman que la hipótesis es adoptada principalmente por afrocentristas. [209] [210] [211] [212] [213] [214] [215] [216]

En el "Simposio sobre el poblamiento del antiguo Egipto y el desciframiento de la escritura meroítica" de la UNESCO en El Cairo en 1974, hubo consenso de que el Antiguo Egipto era autóctono de África, pero la Hipótesis Negra se encontró con un "profundo" desacuerdo. [163] La posición actual de la erudición moderna es que la civilización egipcia fue un desarrollo indígena del Valle del Nilo (ver la historia de la población de Egipto). [41] [42] [43] [44]

Teoría de la raza asiática

La teoría de la raza asiática, que ha sido rechazada por la mayoría de los estudiosos, es la hipótesis de que los antiguos egipcios eran los descendientes directos del Cam bíblico, a través de su hijo Mizraim. [ cita necesaria ]

Esta teoría fue la visión más dominante desde la Alta Edad Media (c. 500 d.C.) hasta principios del siglo XIX. [217] [218] [15] Tradicionalmente se consideraba que los descendientes de Cam eran la rama de piel más oscura de la humanidad, ya sea por su distribución geográfica en África o por la maldición de Cam. [219] [15] Así, Diop cita a Gaston Maspero "Además, la Biblia dice que Mesraim, hijo de Cam, hermano de Chus (Kush). Y de Canaán, vino de Mesopotamia para establecerse con sus hijos a orillas del Nilo . " [10]: 5–9

En el siglo XX, la teoría de la raza asiática y sus diversas ramificaciones fueron abandonadas, pero fueron reemplazadas por dos teorías relacionadas: la hipótesis camítica eurocéntrica, que afirma que un grupo racial caucásico se trasladó al norte y este de África desde la prehistoria temprana y posteriormente trajo consigo toda la agricultura avanzada. , tecnología y civilización, y la teoría de la raza dinástica, proponiendo que los invasores mesopotámicos fueron responsables de la civilización dinástica de Egipto (c. 3000 aC). En marcado contraste con la teoría de la raza asiática, ninguna de estas teorías propone que los caucásicos fueran los habitantes indígenas de Egipto. [220]

En el "Simposio sobre el poblamiento del antiguo Egipto y el desciframiento de la escritura meroítica" de la UNESCO en El Cairo en 1974, ninguno de los participantes expresó explícitamente su apoyo a ninguna teoría en la que los egipcios fueran caucásicos con una pigmentación oscura ". [11]: 43 [23] La posición actual de la erudición moderna es que la civilización egipcia fue un desarrollo indígena del Valle del Nilo (ver la historia de la población de Egipto). [41] [42] [43] [44]

Hipótesis caucásica / camítica

La hipótesis del Cáucaso, que ha sido rechazada por la mayoría de los estudiosos, es la hipótesis de que el valle del Nilo "fue originalmente poblado por una rama de la raza caucásica". [221] Fue propuesto en 1844 por Samuel George Morton, quien reconoció que los negros estaban presentes en el antiguo Egipto, pero afirmó que eran cautivos o sirvientes. [222] George Gliddon (1844) escribió: "Asiáticos en su origen. Los egipcios eran hombres blancos, de un tono no más oscuro que un árabe puro, un judío o un fenicio". [223]

La hipótesis camítica similar, que ha sido rechazada por la mayoría de los estudiosos, se desarrolló directamente a partir de la teoría de la raza asiática y argumentó que las poblaciones etíopes y árabes del Cuerno de África fueron los inventores de la agricultura y habían traído toda la civilización a África. Afirmó que estas personas eran caucásicas, no negroides. También rechazó cualquier base bíblica a pesar de usar Hamitic como el nombre de la teoría. [224] Charles Gabriel Seligman en su Algunos aspectos del problema camítico en el Sudán anglo-egipcio (1913) y trabajos posteriores argumentaron que los antiguos egipcios estaban entre este grupo de camitas caucásicos, habiendo llegado al valle del Nilo durante la prehistoria temprana e introducido la tecnología y la agricultura a los nativos primitivos que encontraron allí. [225]

El antropólogo italiano Giuseppe Sergi (1901) creía que los antiguos egipcios eran la rama de África oriental (camítica) de la raza mediterránea, a la que llamó "euroafricanos". Según Sergi, la raza mediterránea o "euroafricana" contiene tres variedades o subrazas: la rama africana (camítica), la rama mediterránea "propia" y la rama nórdica (despigmentada). [226] Sergi sostuvo en resumen que la raza mediterránea (excluyendo la nórdica despigmentada o 'blanca') es: "una variedad humana marrón, ni blanca ni negra, pero pura en sus elementos, es decir no un producto de la mezcla de Blancos con Negros o Negroides ". [227] Grafton Elliot Smith modificó la teoría en 1911, [228] afirmando que los antiguos egipcios eran una "raza marrón" de cabello oscuro, [229] más estrechamente "unida por los lazos más estrechos de afinidad racial a las poblaciones neolíticas tempranas de la Litoral norteafricano y sur de Europa ", [230] y no negroide. [231] La "raza marrón" de Smith no es sinónimo o equivalente a la raza mediterránea de Sergi. [232] La Hipótesis de Hamitic seguía siendo popular en la década de 1960 y finales de la de 1970 y fue apoyada notablemente por Anthony John Arkell y George Peter Murdock. [233]

En el "Simposio sobre el poblamiento del antiguo Egipto y el desciframiento de la escritura meroítica" de la UNESCO en El Cairo en 1974, ninguno de los participantes expresó explícitamente su apoyo a ninguna teoría en la que los egipcios fueran caucásicos con una pigmentación oscura ". [11]: 43 [ 23] La posición actual de la erudición moderna es que la civilización egipcia fue un desarrollo indígena del Valle del Nilo (ver la historia de la población de Egipto). [41] [42] [43] [44]

Hipótesis de la raza Turanid

La hipótesis de la raza Turanid, que ha sido rechazada por los estudios principales, es la hipótesis de que los antiguos egipcios pertenecían a la raza Turanid, vinculándolos con los tártaros.

Fue propuesto por el egiptólogo Samuel Sharpe en 1846, quien se "inspiró" en algunas pinturas del antiguo Egipto, que representan a egipcios de piel cetrina o amarillenta. Dijo: "Por el color que se les da a las mujeres en sus pinturas, nos enteramos de que su piel era amarilla, como la de los tártaros mongoles, que han dado su nombre a la variedad mongol de la raza humana. El único mechón de cabello de los jóvenes Nobles nos recuerda también a los tártaros ". [234]

La posición actual de la erudición moderna es que la civilización egipcia fue un desarrollo indígena del valle del Nilo (consulte la historia de la población de Egipto). [41] [42] [43] [44]

Teoría de la raza dinástica

La teoría de la raza dinástica, que ha sido rechazada por la mayoría de los estudiosos, es la hipótesis de que una fuerza mesopotámica había invadido Egipto en tiempos predinásticos, se había impuesto al pueblo indígena de Badar y se había convertido en sus gobernantes. [41] [235] Además, argumentó que el estado o estados fundados por Mesopotamia conquistaron el Alto y el Bajo Egipto y fundaron la Primera Dinastía de Egipto.

Fue propuesto a principios del siglo XX por el egiptólogo Sir William Matthew Flinders Petrie, quien dedujo que los restos esqueléticos encontrados en sitios predinásticos en Naqada (Alto Egipto) indicaban la presencia de dos razas diferentes, con una raza diferenciada físicamente por una notablemente más grande. estructura esquelética y capacidad craneal. [236] Petrie también notó nuevos estilos arquitectónicos —la arquitectura distintivamente mesopotámica de "fachada de níquel", estilos de cerámica, sellos cilíndricos y algunas obras de arte, así como numerosas pinturas de tumbas y rocas predinásticas que representan barcos, símbolos y figuras de estilo mesopotámico. Basado en abundante evidencia cultural, Petrie concluyó que la élite gobernante invasora era responsable del aparentemente repentino surgimiento de la civilización egipcia. En la década de 1950, la teoría de la raza dinástica fue ampliamente aceptada por los estudiosos de la corriente principal. [42] [237] [238]

Si bien hay una clara evidencia de que la cultura Naqada II tomó prestada abundantemente de Mesopotamia, el período Naqada II tuvo un gran grado de continuidad con el período Naqada I, [239] y los cambios que ocurrieron durante los períodos Naqada ocurrieron durante períodos de tiempo significativos. [240] La opinión más común hoy en día es que los logros de la Primera Dinastía fueron el resultado de un largo período de desarrollo cultural y político, [241] y la posición actual de la erudición moderna es que la civilización egipcia era un valle del Nilo indígena. desarrollo (véase la historia de la población de Egipto). [41] [42] [43] [242] [44]

El egiptólogo senegalés Cheikh Anta Diop, luchó contra la teoría de la raza dinástica con su propia teoría del "egipcio negro" y afirmó, entre otras cosas, que los eruditos eurocéntricos apoyaban la teoría de la raza dinástica "para evitar tener que admitir que los antiguos egipcios eran negros". [243] Martin Bernal propuso que la teoría de la raza dinástica fue concebida por eruditos europeos para negar a Egipto sus raíces africanas. [244]


Los antiguos egipcios estaban más cerca de los armenios que de los africanos, revela un nuevo estudio genético

Un equipo de científicos internacionales de la Universidad de Tuebingen y el Instituto Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana en Alemania analizó el ADN de 93 momias egipcias que datan de aproximadamente 1400 a. C. a 400 d. C. La evidencia de su estudio revela una sorprendente relación cercana con los pueblos antiguos del Cercano Oriente, como los armenios.

Nuestros análisis revelan que los antiguos egipcios compartían más ascendencia con los habitantes del Cercano Oriente que los egipcios actuales, que recibieron una mezcla subsahariana adicional en tiempos más recientes.

Encontramos que los antiguos egipcios están más estrechamente relacionados con las muestras del Neolítico y la Edad del Bronce en el Levante, así como con las poblaciones neolíticas de Anatolia y Europa.

Además, los investigadores encontraron que durante el período de 1300 años que representaron las momias, la genética de la población del antiguo Egipto se mantuvo sorprendentemente estable, a pesar de las invasiones extranjeras.

La genética de la comunidad de Abusir el-Meleq no sufrió ningún cambio importante durante el período de 1300 años que estudiamos, lo que sugiere que la población permaneció, genéticamente, relativamente poco afectada por la conquista y el dominio extranjeros.

dijo Wolfgang Haak, de los Institutos Max Planck.

Mapa de Egipto que muestra la ubicación del sitio arqueológico Abusir-el Meleq (X naranja) y la ubicación de las muestras egipcias modernas (círculos naranjas)

La afluencia genética del África subsahariana parece haber comenzado solo después del período romano, que coincide con el advenimiento del monoteísmo, en particular el Islam. De ahí por qué los egipcios modernos se han desplazado más genéticamente hacia los africanos que los antiguos egipcios.

Encontramos que las muestras del antiguo Egipto se diferenciaban de las de los egipcios modernos y se acercaban más a las muestras del Cercano Oriente y Europa. Por el contrario, los egipcios modernos se desplazan hacia las poblaciones de África subsahariana.

Así que resulta que los egipcios modernos comparten más ascendencia genética con los africanos subsaharianos que los antiguos egipcios, mientras que los antiguos egipcios muestran una afinidad genética más cercana con los pueblos antiguos del Cercano Oriente y el Levante como los armenios.

Retratos de momias egipcias, s. A.E.C. & # 8211 1er c. C.E.

Tutankamón & # 8217s linaje paterno

Algo similar se reveló hace unos años cuando estalló una controversia en torno al linaje paterno de Tutankamón. Los eruditos egipcios han probado los marcadores autosómicos y de ADN Y de tres faraones de la XVIII dinastía: Amenhotep III, su hijo Akhenaton y su nieto Tutankhamon. El objetivo era determinar la causa de la muerte de Tutankamón, que murió a los 19 años. Sin embargo, ellos mismos no revelaron los datos genéticos al público. The Discovery Chanel estaba haciendo un documental sobre esta investigación y quizás por error haya grabado y transmitido algunos de los resultados de las computadoras de los científicos.

Los observadores entusiastas de la compañía de genética iGENEA señalaron rápidamente que el video de Discovery Channel muestra los resultados de Y-STR, que parecen ser R1b. R1b y sus variantes es raro entre los egipcios modernos y el Medio Oriente, sin embargo, es bastante común en Europa y entre los armenios. Sin embargo, esta revelación no ha sido tomada en serio por la academia, ya que los estudiosos egipcios nunca publicaron oficialmente los resultados.

Sin embargo, mirando hacia atrás, con el estudio reciente en mente, es muy posible que los antiguos faraones egipcios tuvieran ascendencia europea o armenia.

Antiguos europeos y armenios modernos

Las Tierras Altas de Armenia y Anatolia forman un puente que conecta Europa, Oriente Próximo y el Cáucaso. La ubicación y la historia de Anatolia la han colocado en el centro de varias expansiones humanas modernas en Eurasia: ha estado habitada continuamente desde al menos el Paleolítico Superior temprano, y tiene el complejo monumental más antiguo conocido construido por cazadores-recolectores en el décimo milenio a. conocido como Göbekli Tepe). Se cree que fue el origen y / o la ruta de la migración de los agricultores del Cercano Oriente hacia Europa durante el Neolítico, y también ha jugado un papel importante en la dispersión de las lenguas indoeuropeas.

Un estudio genético de Haber et. al (2015) publicado no hace mucho tiempo en Nature & # 8217s European Journal of Human Genetics ha demostrado esta conexión.

Mostramos que los armenios tienen una mayor afinidad genética con los europeos neolíticos que otros habitantes del Cercano Oriente de la actualidad, y que el 29% de la ascendencia armenia puede provenir de una población ancestral mejor representada por los europeos neolíticos.

Por lo tanto, los armenios de hoy en día muestran afinidad genética tanto con los antiguos europeos como con los egipcios. Para obtener más detalles, lea el siguiente artículo: Los armenios tienen una alta afinidad genética con los antiguos europeos

Los hicsos

Una explicación de la afinidad genética del antiguo Egipto con el Cercano Oriente y Europa podría ser la invasión de los hicsos. Los hicsos (heqa khaseshet egipcio, que significa: & # 8220 gobernante (s) de los países extranjeros & # 8221) eran un pueblo de origen desconocido que se estableció en el este del delta del Nilo, en algún momento antes de 1650 a. C. y gobernó Egipto hasta bien entrada la era helenística. . Los hicsos a menudo se describían como arqueros y jinetes que vestían capas de muchos colores. Eran excelentes arqueros y jinetes que llevaron la guerra de carros a Egipto.

Se han postulado varias teorías sobre su origen entre ellas la teoría de su ascendencia hurrita e indoeuropea. Su forma de vida ciertamente se parece a la de los pueblos armenio-arios de la época. Los hicsos, por ejemplo, practicaban entierros de caballos, y su deidad principal era un dios de la tormenta que más tarde se asoció con el dios egipcio de la tormenta y el desierto, Set. Los antiguos armenios adoraban al dios de la tormenta Teshub / Teisheba. Posteriormente, Teshub también se identificó con Aramazd y Hayk.

Además, los hicsos trajeron varias innovaciones técnicas a Egipto, así como infusiones culturales como nuevos instrumentos musicales y préstamos extranjeros. Los cambios introducidos incluyen nuevas técnicas de trabajo de bronce y cerámica, nuevas razas de animales y nuevos cultivos. En la guerra, introdujeron el caballo y el carro, el arco compuesto, hachas de batalla mejoradas y técnicas avanzadas de fortificación. Todo esto sugiere fuertemente el origen indoeuropeo. Robert Drews (1994) en este libro & # 8220 La llegada de los griegos: Conquistas indoeuropeas en el Egeo y el Cercano Oriente & # 8221 describe a los hicsos de la siguiente manera:

& # 8220 Donde los jefes hyksos que se apoderaron de Egipto ca. 1650 a.C. Es posible que hayan obtenido sus carros y aurigas no se conoce, pero el este de Anatolia no es una fuente poco probable. La evidencia más directa de la importancia de Armenia en el desarrollo y fabricación de carros militares en la Edad del Bronce Final proviene de las tumbas egipcias. Dado que Egipto carecía de las maderas necesarias, se supone que los faraones compraban regularmente en el extranjero carros terminados o, después de que los carpinteros egipcios hubieran perfeccionado sus habilidades, la madera necesaria para carros. Una inscripción de la tumba del reinado de Amenhotep II declara que la madera para el carro de Su Majestad fue traída de & # 8220 el país de Naharin & # 8221 (Mitanni). Dado que Mitanni en sí no estaba arbolado, podemos suponer que el material proviene de las montañas al norte de Mitanni. En el caso del carro del siglo XV ahora en Florance & # 8217s Museo Archeologico, estudios de la madera hechos hace más de cincuenta años concluyeron que el carro fue hecho en Armenia, o con bastante precisión en la zona montañosa limitada al este por el Caspio, y al sur y al oeste por una línea diagonal que se extiende desde las costas meridionales del Caspio hasta la costa del Mar Negro en las proximidades de Trebisonda. Si Egipto dependía hasta cierto punto de Anatolia oriental para su carrocería durante la Dinastía XVIII, hay motivos para sospechar que cuando la guerra de carrozas llegó por primera vez a Egipto, procedía de Armenia.”

Que hubo mucho contacto entre el antiguo Egipto y la antigua Armenia se desprende de los artefactos egipcios que se encontraron en los antiguos entierros armenios. Si los hicsos explican la afinidad del antiguo Egipto con los armenios y otros pueblos antiguos de Levante, Anatolia y Europa, o que tal vez este influjo genético se extiende a tiempos mucho más antiguos, sigue siendo un misterio. No es impensable que toda la civilización egipcia antigua irradiara desde la meseta armenia después de la invención y la expansión de la agricultura que se produjo en las tierras altas de Armenia y sus territorios adyacentes.El hecho de que dentro del período de 1300 años que representan estas muestras de ADN, exista una gran continuidad genética entre los antiguos egipcios, sugiere que podría extenderse a períodos mucho más antiguos incluso anteriores a la invasión hicsos. A menos que los académicos encuentren ADN egipcio más antiguo para analizar y comparar, esto seguirá siendo un tema de discusión.

Se debe considerar otra precaución con respecto a la generalización de estos hallazgos. Las 93 momias investigadas se encontraron en el mismo lugar en Abusir el-Meleq. Es posible que representen solo la clase alta de la vida del antiguo Egipto o un subgrupo regional. Sin embargo, debido al período de tiempo bastante grande (1300 años) al que pertenecieron estas momias, también es factible suponer que de hecho representan una gran parte de la genética del antiguo Egipto, con sus raíces posiblemente en las tierras altas de Armenia.


Las pruebas de ADN en momias revelan ascendencia sorprendente para los antiguos egipcios

Un trabajador arqueológico mira el rostro de la momia envuelta en lino del rey Tutankamón mientras lo sacan de su sarcófago de piedra en su tumba subterránea en el famoso Valle de los Reyes en Luxor, el 4 de noviembre de 2007. BEN CURTIS / AFP / Getty Images

Ha sido necesario más de veinte años de intentos, pero finalmente los científicos han podido secuenciar el ADN de una antigua momia egipcia, y los resultados son sorprendentes. Stephen Schiffels, director del Grupo de Genética de la Población del Instituto Max Planck # 8217, y su equipo han publicado los hallazgos sin precedentes en el Nature Communications Journal del 30 de mayo, informa Live Science. Resulta que los antiguos egipcios tenían más en común genéticamente con las personas de hoy en día: Siria, Líbano, Israel, Jordania e Irak.

& # 8220Los investigadores se mostraron en general escépticos sobre la preservación del ADN en las momias egipcias & # 8221, dijo Schiffels a WordsSideKick.com. & # 8220 Debido al clima cálido, los altos niveles de humedad en las tumbas y algunos de los productos químicos utilizados durante la momificación, que son factores que dificultan la supervivencia del ADN durante tanto tiempo. & # 8221

El primer intento de secuenciar el ADN de una momia fue en 1985, según Live Science. Sin embargo, los resultados se descartaron cuando se descubrió que las muestras habían sido contaminadas con & # 8220 ADN moderno & # 8221. Luego, en 2010, los científicos intentaron analizar el ADN de muestras tomadas de momias con vínculos familiares con el rey Tutankamón, pero la publicación Los resultados fueron criticados ya que las técnicas utilizadas en ese momento no eran capaces de distinguir entre muestras de ADN antiguas y nuevas.

Esta vez, Schiffels, el genetista Johannes Krause y su equipo utilizaron la secuenciación de próxima generación, que puede aislar conjuntos de muestras más antiguos y más nuevos. El grupo utilizó muestras de 151 momias del asentamiento cerca de El Cairo llamado Abusir el-Meleq, todas enterradas entre 1380 a. C. y 425 A.D.

El equipo comparó las muestras de las momias con ADN (tanto antiguo como moderno) de personas que viven entre Egipto y Etiopía. Los resultados: las secuencias de ADN a lo largo de 1.300 años no cambiaron mucho, a pesar del hecho de que la población de Egipto fue influenciada por invasiones romanas y griegas, según los hallazgos. Sin embargo, cuando se comparó el mismo conjunto con el ADN de los egipcios modernos, una gran diferencia fue la ausencia de ascendencia subsahariana, que prevalece en la población actual.

El cambio en la genealogía durante milenios podría deberse a & # 8220una mayor movilidad por el Nilo y un mayor comercio de larga distancia entre el África subsahariana y Egipto & # 8221, dijo Schiffels. Los científicos del Instituto Max Planck planean realizar más pruebas con momias encontradas en todo el país.


Estudio genético revela la ascendencia sorprendente de los antiguos egipcios

Los antiguos egipcios estaban más estrechamente relacionados con la gente del Cercano Oriente, mientras que los egipcios modernos están más cerca genéticamente de los africanos subsaharianos. bpk / Aegyptisches Museum und Papyrussammlung, SMB / Sandra Steiss

Por Josh Davis

El primer análisis completo del genoma de las momias egipcias antiguas ha revelado que estaban más estrechamente relacionadas con otras personas antiguas del Levante, mientras que los egipcios modernos ahora están genéticamente más cerca de los africanos subsaharianos. Los resultados, publicados en Nature Communications, podrían allanar el camino para futuros estudios genéticos de momias.

Los investigadores estaban interesados ​​en ver si la genética de poblaciones registraba o no los principales cambios en la demografía egipcia. Ubicado como una puerta de entrada entre dos continentes, y sobreviviendo durante miles de años mientras los imperios del Cáucaso, el Cercano Oriente y África crecían y caían, Egipto representa una visión increíble del movimiento de culturas, ideas y personas.

"Queríamos probar si la conquista de Alejandro Magno y otras potencias extranjeras ha dejado una huella genética en la población del antiguo Egipto", explicó Verena Schuenemann, una de las autoras principales del artículo. Para ello, recuperaron el genoma mitocondrial de 90 momias, así como por primera vez el genoma completo de tres momias. Luego se compararon con la genética de los egipcios modernos, para ver en qué se diferenciaban.

Lo que encontraron fue muy interesante. Durante el período de 1300 años que representaron las momias, los investigadores encontraron que no hubo un cambio real en la genética, lo que sugiere que a pesar de las sucesivas invasiones y afluencias de personas extranjeras de toda Europa, Oriente Medio y África, la genética de la población se mantuvo sorprendentemente. estable.

Cuando luego observaron cómo ha cambiado la genética de la región entre entonces y la actualidad, encontraron algunas diferencias significativas. Resulta que los egipcios modernos comparten más ascendencia genética con los africanos subsaharianos que los antiguos egipcios, mientras que los antiguos egipcios muestran una afinidad genética más cercana con los pueblos antiguos del Cercano Oriente y el Levante.

Esto sugiere que en los últimos 1.500 años más o menos, ha habido una afluencia a Egipto de personas del África subsahariana. No se sabe por qué esto ha ocurrido tan recientemente, pero los investigadores especulan que puede tener algo que ver con una mayor movilidad a lo largo del Nilo, más migración o incluso quizás con el desarrollo de la trata de esclavos transaharianos que comenzó hace aproximadamente 1300 años. .

Una de las cosas más significativas que han surgido de este estudio es simplemente el hecho de que pudieron extraer todo el genoma de las momias del antiguo Egipto. "El clima cálido de Egipto, los altos niveles de humedad en muchas tumbas y algunos de los productos químicos utilizados en las técnicas de momificación, contribuyen a la degradación del ADN y se cree que hacen poco probable la supervivencia a largo plazo del ADN en las momias egipcias", dijo Johannes Krause, co -autor del estudio.

Sin embargo, los investigadores pudieron extraer suficiente ADN para hacer un análisis genético completo, y esto podría abrir la puerta a más estudios en el futuro.


¿Cuán blancos eran los antiguos egipcios?

Christian Bale interpreta a Moisés en Éxodo: dioses y reyes. ¿Quién sabía que Moisés era británico?

El actor británico Christian Bale interpreta a Moses en la nueva película de Ridley Scott Éxodo: dioses y reyes, que abre el próximo viernes. El australiano Joel Edgerton (Ramsés II) y el Idahoan Aaron Paul (Joshua) también protagonizan. En respuesta a las críticas al elenco mayoritariamente blanco, el magnate de los medios Rupert Murdoch tuiteó: “¿Desde cuándo los egipcios no son blancos? Todo lo que sé es ". ¿Cuál era el color de piel de los antiguos egipcios?

No es blanco. Todavía no hay suficiente evidencia para hacer un juicio definitivo sobre la pigmentación de los faraones o Moisés, quien probablemente era un egipcio. Las momias están demasiado disecadas para revelar el tono de piel, y la pequeña cantidad de evidencia genética que han proporcionado hasta ahora no agrega nada a la pregunta. Como escribió The Explainer en 2011, las pequeñas diferencias en la estructura ósea no indican de manera confiable la raza de una persona fallecida recientemente, y mucho menos un cadáver de 3.000 años. En su mayoría, estamos limitados a las declaraciones subjetivas de los egipcios y los forasteros que los describieron, lo que sugiere que la mayoría de las personas del Egipto faraónico no eran ni blancas ni negras, según los estándares modernos.

Herodoto, por ejemplo, se refirió a los egipcios como melancolía. Ese término a veces se traduce como "de piel negra", pero Herodoto usualmente usaba una palabra diferente para describir a las personas de más al sur de África, lo que sugiere que "de piel oscura" es más apropiado. También comparó la piel egipcia con la de la gente de Colchis, en el sur del Cáucaso. Los egipcios típicamente pintaban representaciones de sí mismos con piel de color marrón claro, en algún lugar entre la gente de piel clara del Levante y la gente nubia más oscura del sur. Sin embargo, estas pinturas pueden no ser del todo confiables, porque los artistas egipcios no siempre intentaron recrear la realidad fielmente. A veces alternaban los tonos de piel de las personas en una fila para crear contraste. Los hombres fueron representados con piel más oscura que las mujeres para representar los roles de género (los hombres trabajaban en el campo mientras que las mujeres se quedaban en el hogar) incluso cuando los sujetos eran miembros de la realeza que no realizaban trabajos manuales.

Ilustración fotográfica de Ellie Skrzat. Fotos de Eberhard Dziobek, Desconocido, Marcus Cyron / Museo Británico y Maler der Grabkammer der Bildhauer Nebamun und Ipuki / The Yorck Project. Todas las fotos a través de Wikimedia Commons.

El antiguo Egipto era un lugar racialmente diverso, porque el río Nilo atraía a personas de toda la región. Los escritos egipcios no sugieren que la gente de esa época estuviera preocupada por el color de la piel. Aquellos que obedecían al rey, hablaban el idioma y adoraban a los dioses apropiados eran considerados egipcios. A los forasteros se les permitió casarse con egipcios. Incluso la aristocracia estaba integrada racialmente. Las princesas del Levante se unieron a la nobleza egipcia. Maiherpri, una nubia de piel oscura que vivió poco antes del reinado de Ramsés II, también formaba parte de la corte real egipcia y fue enterrada en el Valle de los Reyes.

El color de la piel de los antiguos egipcios es un debate moderno de larga data, tanto entre eruditos como en la comunidad laica, incluso si a los mismos antiguos egipcios no les importaba mucho. El último gran brote se produjo en 2005, cuando National Geographic lanzó una exposición itinerante que presenta una reconstrucción del rostro del niño rey Tutankamón. Un par de representaciones anteriores habían sugerido una piel más oscura y la más clara National Geographic La versión molestó a algunos observadores. El Instituto Franklin en Filadelfia convocó una conferencia en la que los académicos criticaron la descripción por ser demasiado blanca. (Un participante incluso comparó el busto con una joven Barbra Streisand). * Casi una década después, sin embargo, la representación marrón claro del Rey Tut sigue siendo una suposición tan buena como cualquier otra.

El explicador agradece a Emily Teeter de la Universidad de Chicago.

* Corrección, 3 de diciembre de 2014: Este artículo originalmente escribió mal el nombre de Barbra Streisand.


La ciencia revela los secretos del retrato de una momia

¿Cuánta información se puede obtener de una mancha de pigmento púrpura, no más grande que el diámetro de un cabello, extraída de un retrato egipcio que tiene casi 2000 años? Mucho, según un nuevo estudio. El análisis de esa mota puede enseñarnos cómo se hizo el pigmento, de qué está hecho, y tal vez incluso un poco sobre las personas que lo hicieron. El estudio se publica en la Revista Internacional de Ingeniería y Ciencia Cerámica.

"Estamos muy interesados ​​en comprender el significado y el origen de los retratos, y encontrar formas de conectarlos y llegar a una comprensión cultural de por qué fueron pintados en primer lugar", dice el científico de materiales Darryl Butt, coautor del estudio y decano de la Facultad de Minas y Ciencias de la Tierra.

Momias de Faiyum

El retrato que contenía el pigmento púrpura vino de una momia egipcia, pero no se ve igual a lo que inicialmente podrías pensar como una momia, no como el sarcófago dorado de Tutankamón, ni como las pinturas laterales en los murales. y papiros. Tampoco como Boris Karloff.

El retrato, llamado "Retrato de un hombre barbudo", proviene del siglo II, cuando Egipto era una provincia romana, por lo que los retratos son más realistas y menos jeroglíficos que el arte egipcio de épocas anteriores. La mayoría de estos retratos provienen de una región llamada Faiyum, y se sabe que existen alrededor de 1.100. Están pintadas sobre madera y envueltas en la ropa de cama que contenía el cuerpo momificado. Los retratos estaban destinados a expresar la semejanza de la persona, pero también su estado, ya sea real o aspiracional.

Esa idea de estatus es realmente muy importante en este caso porque el hombre en el retrato en el que nos estamos enfocando lleva marcas moradas llamadas clavi en su toga. "Dado que el pigmento púrpura se produjo en el clavi - la marca púrpura en la toga que en la Antigua Roma indicaba rango senatorial o ecuestre, se pensó que tal vez estábamos viendo un aumento de la importancia de la modelo en la otra vida ", dice Glenn Gates del Museo de Arte Walters en Baltimore, donde reside el retrato .

El color púrpura, dice Butt, se considera un símbolo de muerte en algunas culturas y un símbolo de vida en otras. Se asoció con la realeza en la antigüedad, y todavía lo es hoy. Parafraseando a la autora Victoria Finlay, Butt dice que el púrpura, ubicado al final del espectro de colores visibles, puede sugerir el final de lo conocido y el comienzo de lo desconocido.

"Así que la presencia de púrpura en este retrato en particular nos hizo preguntarnos de qué estaba hecho y qué significaba", dice Butt. "El color violeta estimula muchas preguntas".

Pigmentos de lago

A través de un microscopio, Gates vio que el pigmento parecía gemas trituradas, conteniendo partículas de diez a cien veces más grandes que las típicas partículas de pintura. Para responder a la pregunta de cómo se hizo, Gates envió una partícula del pigmento a Butt y su equipo para su análisis. La partícula tenía solo 50 micrones de diámetro, aproximadamente lo mismo que un cabello humano, lo que dificultaba su seguimiento.

"La partícula me fue enviada desde Baltimore, colocada entre dos portaobjetos de vidrio", dice Butt, "y debido a que se había movido aproximadamente un milímetro durante el tránsito, nos tomó dos días encontrarla". Para mover la partícula a un portamuestras, el equipo usó una pestaña con una pequeña cantidad de adhesivo en su punta para hacer la transferencia. "El proceso de analizar algo como esto es un poco como operar una pulga".

Con esa partícula, tan pequeña como era, los investigadores pudieron mecanizar muestras aún más pequeñas utilizando un haz de iones enfocado y analizar esas muestras para determinar su composición elemental.

¿Qué encontraron? Para poner los resultados en contexto, necesitará saber cómo se fabrican los tintes y pigmentos.

Los pigmentos y los tintes no son lo mismo. Los tintes son los agentes colorantes puros y los pigmentos son la combinación de tintes, minerales, aglutinantes y otros componentes que forman lo que podríamos reconocer como pintura.

Inicialmente, los tintes morados provenían de una glándula de un género de caracoles marinos llamado Murex. Butt y sus colegas plantean la hipótesis de que el púrpura utilizado en esta pintura de la momia es otra cosa: un púrpura sintético.

Los investigadores también plantean la hipótesis de que el púrpura sintético podría haberse descubierto originalmente por accidente cuando el tinte rojo y el tinte azul índigo se mezclaron. El color final también puede deberse a la introducción de cromo en la mezcla.

A partir de ahí, la mineralogía de la muestra de pigmento sugiere que el tinte se mezcló con arcilla o un material de sílice para formar un pigmento. Según Butt, un pintor consumado, los pigmentos hechos de esta manera se denominan pigmentos de lago (derivado de la misma raíz que laca). Además, el pigmento se mezcló con un aglutinante de cera de abejas antes de finalmente pintarlo sobre madera de tilo.

El pigmento mostró evidencia que sugiere una estructura cristalina en el pigmento. "Se pensaba que los pigmentos de lagos carecían de cristalinidad antes de este trabajo", dice Gates. "Ahora sabemos que existen dominios cristalinos en los pigmentos de los lagos, y estos pueden funcionar para 'atrapar' la evidencia del medio ambiente durante la creación del pigmento".

Fondo del barril, eh, tina

Otro detalle agregó un poco más de profundidad a la historia de cómo se hizo este retrato. Los investigadores también encontraron cantidades significativas de plomo en el pigmento y conectaron ese hallazgo con las observaciones de un explorador británico de finales del siglo XIX que informó que las cubas de tinte en los talleres de los tintoreros egipcios estaban hechas de plomo.

"Con el tiempo, surgió una historia o hipótesis", dice Butt, "que sugiere que los tintoreros egipcios producían tinte rojo en estas tinas de plomo". Y cuando terminaron de teñir al final del día, dice, es posible que se haya desarrollado un lodo dentro de la tina que era de un color violáceo. "O eran muy inteligentes y pueden haber encontrado una manera de tomar su tinte rojo, cambiar el color hacia el púrpura agregando una sal con metales de transición y un mordiente [una sustancia que fija un tinte] para sintetizar intencionalmente un pigmento púrpura. No lo sabemos ".

Impactos más amplios

Esta no es la primera vez que Butt utiliza métodos científicos para aprender sobre obras de arte antiguas. Ha estado involucrado en investigaciones similares anteriores y se ha basado tanto en su investigación como en sus antecedentes artísticos para desarrollar una clase llamada "La ciencia del arte" que incluyó estudios y discusiones sobre temas que involucraron datación, comprensión e ingeniería inversa de una variedad de artefactos históricos que van desde periódicos pioneros del arte antiguo.

"Mezclar ciencia y arte es simplemente divertido", dice. "Es una excelente manera de hacer que el aprendizaje de las ciencias sea más accesible".

Y el trabajo también tiene impactos más amplios. Se sabe relativamente poco sobre los retratos de las momias, incluso si el mismo artista pintó varios retratos. El análisis de pigmentos a nivel atómico podría proporcionar la huella química necesaria para vincular los retratos entre sí.

"Nuestros resultados sugieren una herramienta para documentar similitudes con respecto al tiempo y lugar de producción de los retratos de momias, ya que la mayoría fueron saqueados y carecen de contexto arqueológico", dice Gates.

"Así que podríamos conectar a las familias", agrega Butt. "Podríamos conectar a los artistas entre sí".


Ver el vídeo: Últimas tecnologías devuelven la vida a una momia (Agosto 2022).